Los siete maratones que hay que correr antes de morir

Maratones a correr antes de Morir Maratones a correr antes de Morir

En el mundo hay maratones para todos los gustos y cada uno de ellos tiene algo de especial. Para aquellos que programan sus vacaciones para salir y correr en el exterior, hay innumerables posibilidades tanto en Media distancia como en la distancia reina de 42 kilómetros 195 metros. Quizá puedas plantearte recorrer el mundo de maratón en maratón. La siguiente lista no es solo una relación de carreras, los hemos titulado como los maratones que hay que correr antes de morir por que circulan por paisajes o ciudades míticas, espectaculares o simplemente sorprendentes. Lo más importante es que tienes destinos y climas suficientes para elegir. Puede que sea buen momento para ir pensando en las próximas vacaciones.

 

Maratón Nueva York 2015 (1 de noviembre)

Dos millones de personas y 130 bandas de música animan la carrera en la ‘Gran Manzana’, que empezó en 1970 con 127 participantes que dieron varias vueltas a Central Park. El ING New York Marathon comienza en Staten Island y atraviesa el puente Verrazano antes de adentrarse en Blooklyn, Queens, Bronx, la Quinta Avenida y finalizar en Central Park. Es una carrera dura, pero divertida y espectacular. Con el tiempo, este maratón ha evolucionado, llegándose a convertir en la prueba con más renombre del panorama internacional.

 

Maratón Londres 2015 (26 de abril)

El tema central de este maratón es dar a quienes más lo necesitan. Todos los participantes compiten por alguna obra de beneficencia, especialmente para impulsar estudios científicos contra el cáncer en Reino Unido.  Este maratón, que se disputa desde el año 1981 y en el mes de abril.  Londres muestra lo mejor de sí mismo en el recorrido, con el palacio de Buckingham, el Parlamento, Tower Bridge, Big Ben, el Támesis, Westminster, muelles de Greenwich… Totalmente llano, es muy habitual ver atletas disfrazados de cualquier cosa.

 

Maraton de la gran muralla(21 de mayo)

La única razón para no ir es que no te gusten los entrenamientos en escaleras. El maratón de la Gran Muralla en China es una combinación perfecta de altura con historia. La salida se hace desde un punto y el final se encuentra tras subir 5.000 escalones. La carrera requiere un entrenamiento especial, tanto en altura como en las altas temperaturas que se alcanzan en el recorrido.

 

Maratón de Tokio (28 de Febrero)

Es el más joven de los grandes maratones y uno de los seis integrantes de las World Marathon Majors (WMM) junto a Londres, Nueva York, Boston, Berlín, Londres y París. La edad mínima para correrlo es 19 años. A pesar de disputarse desde 2007, ya son 35.000 los participantes que disputan la carrera cada año. Podrían ser muchos más, ya que se realiza un sorteo con las más de 100.000 solicitudes. El maratón de Tokio destaca por la cantidad de corredores disfrazados con personajes de series.

 

Maraton de Roma (10 de Abril)

Correr por las calles de la ‘Ciudad Eterna’, repleta de belleza e historia, es un placer para los sentidos. La Maratona di Roma parte desde el Coliseo, lo que ya da una idea de lo que se avecina. Foro Itálico, Panteón, Circo Massimo, Ara Pacis de Augusto, Villa Borghese, Trastevere…incluso por las calles más estrechas que llevan a la Plaza de España o la Fontana de Trevi. No es para hacer marca (¡Ojo a los tramos adoquinados!), pero sí para disfrutar, haciendo turismo mientras uno corre. De hecho, otorgan un tiempo máximo de siete horas para terminarlo, por lo que casi se puede hacer casi andando todo el recorrido.

 

Maratón de Athenas (8 de Noviembre)

El recorrido es rompepiernas, con sube y baja constante, hasta llegar al Estadio Panathinaikó de Atenas (único del mundo construido íntegramente de mármol blanco), donde se celebraron los primeros JJ.OO. de la era moderna. La UNESCO apoya esta competición, como evento deportivo, histórico y cultural. No es extraño correr junto a atletas locales disfrazados de hoplita (soldado ateniense), incluso con su escudo y espada.

 

Maratón de Berlín (27 de septiembre)

El maratón de Berlín puede presumir de tener la mejor marca. La logró en 2014 el keniata Dennis Kipruto Kimetto parando el cronómetro en 2 horas 2 minutos y 57 segundos, récord absoluto de la prueba. La primera carrera se celebró en 1974, y desde entonces no para de aumentar el número de inscritos hasta rondar los 50.000 participantes. La prueba recorre las principales calles de la capital alemana para terminar en la puerta de Brandenburgo.

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario