Fortalecer y tonificar tus brazos en casa con estos ejercicios

Fortalece y tonifica tus brazos Fortalece y tonifica tus brazos

Uno de las mayores preocupaciones que afectan tanto a hombres y mujeres, es tener unos brazos fuertes, marcados y definidos. Estos, suelen acumular una importante cantidad de grasa, es por ello que a muchas personas les gusta ejercitarlos para conseguir que luzcan mejor. Poseer unos brazos tonificados te da confianza en la playa o para vestir una camiseta sin mangas. Para trabajarlos no necesitas ir al gimnasio, a continuación te presentamos algunos consejos y ejercicios para que sepas cómo fortalecer y tonificar tus brazos.

 


Flexiones para triceps: túmbate boca abajo separando las manos algo más de la anchura de los hombros con los brazos estirados y los pies juntos. Flexiona los codos llevándolos hacia adentro (casi pegando a las caderas al flexionar) y llevando la caja torácica cerca del suelo (evitando curvar la zona lumbar). Empuja sobre el suelo hasta conseguir la extensión completa de los brazos

 

Las flexiones son uno de los mejores ejercicios que existen para tonificar los brazos. Aunque en un inicio pueden resultar difíciles y muy cansadas, lo cierto es que con el paso del tiempo dan muy buenos resultados. Haciendo flexiones no solo ejercitarás los brazos, sino que también el pecho, el abdomen y la parte alta de la espalda.

 

Fondos o Dips: Para realizar el ejercicio de triceps de fondos entre bancos debes colocar dos bancos paralelos. Sitúa las manos mirando hacia atrás, a la espalda, apoya las manos en el borde de uno de los bancos y los pies en el otro, de forma que el cuerpo quede suspendido en el vacío. Inspira y realiza una flexión de los brazos dejando que el tronco se deslice hacia abajo, continúa con la extensión de los brazos llevando de nuevo el tronco hacia arriba a la posición inicial. Espira al finalizar el movimiento.

 

Importante, las manos deben estar un poco más separadas que la altura de los hombros, procurar no abrir los codos hacia los lados, no subir los hombros hacia las orejas y no bajar mas de 90 grados para evitar lesiones.

 

Patada de triceps: Ponte de pié, con las piernas ligeramente flexionadas y el tronco inclinado hacia delante. Fíjate bien que la espalda esté recta durante la realización del ejercicio. Coloca el brazo en horizontal y paralelo al cuerpo con el codo flexionado y la mancuerna en la mano. Inspirar y realizar una extensión del antebrazo, expirar al final del movimiento. Poner cuidado de no implicar el hombro en la realización del ejercicio y no girar la espalda al levantar la mancuerna. El codo no debe despegarse del cuerpo. Los movimientos deben ser controlados y conscientes, la subida más rápida y la bajada más lenta.

 

Flexiones de Bíceps Alternadas: Necesitarás usar mancuernas o bien un objeto sustitutivo: botellas de agua, 2 libros pesados y pequeños, etc. De pie, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, sostén una pesa en cada mano. Dobla el codo formado un ángulo de 90 grados con cada brazo, pero sin despegar la parte superior del mismo del cuerpo. El ejercicio consiste en llevar las pesas hasta los hombros y volver a la posición de partida. Haz 3 series de 15 repeticiones cada una.

 

Además, antes de ejercitarnos sugerimos que realices un breve calentamiento de todos los músculos a emplear y al finalizar, que estires las zonas trabajadas para favorecer la relajación y su recuperación posterior.  Un último consejo es complementar el trabajo de brazos con un entrenamiento completo y ejercicios aeróbicos, así como con buena dieta e hidratación, para lograr los resultados deseados.

Descubra también

Déjanos tu Comentario