Consigue gluteos más firmes, sistema de entrenamiento GAP

entrenamiento gap entrenamiento gap

Consigue gluteos más firmes, sistema de entrenamiento GAP

El sistema de entrenamiento GAP proviene de la unión de tres palabras que definen exactamente de qué se trata: Glúteos, Abdominales y Piernas.   Practicar GAP es realizar un conjunto de ejercicios dedicados a fortalecer y a tonificar estas tres zonas del cuerpo que muchas veces son las más afectadas de nuestro cuerpo por la vida sedentaria. La acumulación de grasas en estas zonas suele ser frecuente, sobre todo en las mujeres, y los problemas derivados de su falta de entrenamiento son la flacidez de la piel, la mala circulación y la falta de tono.

Una sesión de GAP suele estructurarse con el mismo esquema que las demás actividades de Fitness practicadas en los gimnasios. Después de un calentamiento previo destinado a activar y a preparar nuestro cuerpo para el ejercicio que se va a realizar, se procede a realizar un conjunto de ejercicios localizados destinados a tonificar glúteos, piernas y abdominales.
Inicialmente, esta actividad puede resultar un poco dura ya que los ejercicios son muy focalizados y se trabajan músculos que no solemos ejercitar demasiado durante nuestra vida diaria. Aún así, después de un mes realizando un mínimo de dos sesiones por semana, los resultados se pueden notar perfectamente. Con su práctica se consigue definir el glúteo, fortalecer las piernas y en combinación con el trabajo cardiovascular, reducir cintura y lucir un vientre más plano.
Sin embargo, para conseguir reducir el volumen y tonificar glúteos, piernas y abdominales, las clases más efectivas son las que combinan el trabajo cardiovascular con los ejercicios localizado que suelen durar unos 60 minutos. Éstas se dividen en diferentes fases:
Calentamiento: 10 minutos de actividad ligera para preparar el cuerpo al ritmo de la música.
Trabajo cardiovascular: 25 minutos de trabajo aeróbico.
Ejercicios localizados: Se suelen trabajar piernas, glúteos y abdominales siguiendo este mismo orden, o alternando diferentes ejercicios de cada para permitir la recuperación del grupo muscular antes del siguiente ejercicio. Esta fase suele durar 25-30 minutos.
Estiramientos: 5 minutos de relajación y de estiramiento de las zonas musculares que se han trabajado. 

Además de tonificar y fortalizar los glúteos, piernas y abdominales, se consigue definir la figura, corregir desviaciones de columna y mejorar la postura y evitan y previenen la incontinencia urinaria.

Descubra también

Déjanos tu Comentario