Cómo diseñar una rutina de entrenamiento eficaz

rutina de entrenamiento rutina de entrenamiento

Si estás leyendo este artículo, significa que deseas diseñar una rutina propia de ejercicios. Es este post te mostraré cómo diseñar una rutina de entrenamientos adaptada a tus necesidades. Y no estoy hablando de cualquier rutina de ejercicios. Estoy hablando de diseñar la rutina de entrenamiento más eficaz, más eficiente y la más rápida para obtener los resultados deseados.

 

Te ayudaré a elaborar la rutina de entrenamiento que mejor funcione para ti. Esto teniendo en cuenta ciertos factores, como: tu tipo de cuerpo, tu nivel de experiencia, tus preferencias, tu disponibilidad de tiempo y por supuesto, tu objetivo específico de entrenamiento con pesas.  Para llevar a cabo esta, haremos un recorrido a través de todos los pasos cruciales y componentes de diseño de la rutina de entrenamiento y unir cada aspecto de la manera más óptima posible.

 

Los 7 pasos del diseño de tu rutina de entrenamiento

Para comenzar a diseñar tu rutina de entrenamiento ideal, vamos a seguir los siguientes pasos:

1. Averigua cuál es tu objetivo y en qué nivel de entrenamiento estás:

Antes de comenzar a preparar tu rutina, tienes que decidir para que estarás trabajando. ¿Cuál es tu objetivo específico? Sea lo que sea, necesitas saber eso de antemano.

  •  ¿Construir músculo?
  •  ¿Perder grasa?
  •  ¿Aumentar la fuerza?
  •  ¿Obtener tonificación?

 

También necesitas saber en qué nivel de entrenamiento estás:

  •  Principiante
  •  Intermedio
  •  Avanzado

 

Muchos aspectos de tu entrenamiento deben ser adaptados a tu objetivo exacto y nivel de experiencia con el fin de ser lo más eficaz posible. Así que plantéate bien tus objetivos antes de empezar para comenzar a trabajar en ello y conseguir los resultados deseados.

 

2. Averigua la frecuencia de entrenamiento ideal para tu peso

La frecuencia de entrenamiento no sólo se refiere a la frecuencia con la que haces los mismos semanalmente. Sino también se refiere a con qué frecuencia se trabajará cada grupo muscular, parte del cuerpo y / o patrón de movimiento en el transcurso de una semana. No es lo mismo hacer, por ejemplo, abdominales todos los días, a hacer rutinas diferentes cada día.

 

3. Elije una división de entrenamiento que se ajuste a tu frecuencia ideal y horario:

Una vez que hayas descubierto cual es la frecuencia de entrenamiento ideal para ti, pasaremos al siguiente paso que será, seleccionar una división de entrenamiento que no sólo te permita alcanzar la frecuencia de entrenamiento ideal sino que a su vez se ajusten dentro de tu horario y vida diaria / semanal.
Este paso es importante. Muchas personas al principio se plantean planes de entrenamiento de 6 días a la semana, 3 horas al día, sabiendo que en su horario diario no podrán realizarlo. Es por esto que no se completa el entrenamiento y no se cumplen los objetivos. Plantéate un horario de entrenamientos realista al momento de diseñar una rutina de entrenamiento.

4. Determina la intensidad de entrenamiento ideal para tu peso

La intensidad del entrenamiento básicamente se refiere a lo duro que vas a estar trabajando cada día de tu rutina. Lo que significa, que deberás estar en conocimiento de cuánto peso vas a levantar, lo pesado o ligero que es ese peso para ti, y cuantos ejercicios de levantamiento necesitas. De nuevo, esto es muy importante. No es bueno para tu cuerpo forzarlo a levantar más carga del que realmente esté en condiciones de realizar. Esto solo traerá como resultado un agotamiento mayor que no te permitirá trabajar correctamente. En algunos casos también podría acarrear lesiones. Recuerda que conocer el peso que levantas cada día es importante para tratar de mejorar al siguiente.

 

5. Calcula el volumen de entrenamiento ideal para tu peso

El volumen de entrenamiento se refiere a la cantidad de trabajo que va a hacer Esto se refiere a:

  •  Cuántos ejercicios, series y repeticiones se hará por grupo muscular.
  •  Cuantos ejercicios o entrenamiento realizarás por semana.
  •  Para esto puedes comenzar con un número bajo de repeticiones la primera semana y luego ir aumentando paulatinamente.

 

6. Elije los ejercicios y aplícalos correctamente

Una vez que sepas cuánto volumen vas a hacer, el siguiente paso es seleccionar los ejercicios que serán más ideales e implementarlo adecuadamente. Si necesitas ayuda con esto puedes consultar con tu entrenador en el gimnasio o también puedes buscar diferentes ejercicios en internet.

7. Asegúrate de que funcione

Este paso final implica reunir los 6 pasos anteriores junto con los requisitos restantes que deben estar en su lugar para que todo funcione. Específicamente, un plan de documentación del progreso para ir progresando constantemente la intensidad y volumen de entrenamiento y un plan de dieta que apoye tus metas. Cada dieta es diferente para los distintos objetivos, asegúrate de estar siguiendo el plan alimenticio adecuado.

 

Ahora ya estás listo para diseñar una rutina de entrenamiento que te garantice unos buenos resultados. El paso más difícil es comenzar, una vez que pongas manos a la obra verás como todo fluye.

 

Autor: TuConsejeroFitness

¡Consigue el Cuerpo que Deseas! Descubre las mejores rutinas, los mejores consejos de nutrición y todo lo que necesitas para cambiar tu cuerpo desde hoy.

Descubra también

Déjanos tu Comentario