¿A qué se debe la pérdida muscular despues de los 30 años?

perdida-muscular-en-personas-mayores

Entre los 20 a 30 años genéticamente logramos nuestra mejor condición física, pero pasado esa meseta comienza la perdida de fibras musculares. ¿A qué se debe la pérdida de fibras musculares desde los 30 años de edad? Numerosos estudios demuestran, como las personas que hicieron ejercicios durante una etapa larga de su vida tuvieron efectos positivos en la prevención de la pérdida de la condición física que ocurre con la edad y de algunas enfermedades que se manifiestan con mucha frecuencia.

Algunos estudios han demostrado que esta pérdida se debe a que algunas fibras musculares pierden su inervación (el estímulo que reciben del nervio) y se atrofian. Esta atrofia en los músculos genera una disminución de su tamaño. La disminución entre 30 a 50 años suele ser ligera en los hombres y mujeres, cercana a un 10%, pero sin embargo pasado los 50 años la disminución es mucho más pronunciada.

La pérdida de fuerza con la edad suele ser mayor en algunos grupos de músculos, como los músculos del cuello, el cuádriceps, los glúteos y los abdominales. ¿Qué efectos tiene la práctica frecuente de ejercicio físico de fuerza muscular sobre la masa muscular? La buena noticia es que el entrenamiento intenso de fuerza en personas durante la vida acompaña de un aumento significativo del grosor del músculo y previene en parte la reducción del tamaño del músculo que se observa con la edad. Por lo tanto, se puede concluir que se puede evitar de gran manera esta pérdida muscular haciendo ejercicio físico de fuerza de modo frecuente.


Un corredor bien ejercitado con una edad de 65 años tiene una relación muscular semejante al de un sedentario a los 30 años. Aproximadamente la curva de diferencia entre una persona que ha hecho ejercicio frecuentemente y una persona sedentaria es de una relación muscular y fisiológico comparable a 25 a 35 años de diferencia.

Aunque en las personas que hacen ejercicio de resistencia aeróbica regularmente también se observa una disminución con la edad, la magnitud de esta disminución es menos acusada con un 0.5% anual. Hay investigadores que han encontrado que la resistencia aeróbica puede mantenerse constante en valores elevados desde los 20 a los 50 años en personas que hacen ejercicio físico de modo regular e intenso.
La disminución de la resistencia aeróbica que se observa con la edad, especialmente en las personas que no hacen ejercicio físico, tiene dos consecuencias importantes: La primera es como ejemplo cuando tienen que hacer un esfuerzo desacostumbrado, como subir las escaleras llevando algo de peso o jugar un partido de fútbol con amigos, se dan cuenta que cada vez se cansan más fácilmente, y la segunda consecuencia más importante es que esa disminución de la resistencia aeróbica que se observa con la edad, se acompaña de un aumento del riesgo de que se manifieste, por ejemplo, una enfermedad cardiovascular o una diabetes.
Conclusión está más que demostrado que hay mucha diferencia entre quedarnos tirados en un sofá o animarnos a salir correr. Lo recomendable es tener por lo menos una rutina normal de 2 a 3 veces por semana de correr u otro deporte para estar en plenitud con nuestro cuerpo.

Referencias:

  1. Sandri M. 2008. Signaling in Muscle Atrophy and Hypertrophy. Physiology 23: 160-170.
  2. D.Zhang et al., Functional Electrical Stimulation in Rehabilitation Engineering: A survey, Nenyang technological University, Singapore
  3. Jacki Bishop; Thomas, Briony (2007). Manual of Dietetic Practice. Wiley-Blackwell.

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario