Cómo se deben tratar las uñas encarnadas al correr

Cómo se deben tratar las uñas encarnadas al correr. Cómo se deben tratar las uñas encarnadas al correr.

La uña encarnada u  onicocriptosis es un trastorno frecuente en aquellos que les apasiona correr, sobretodo si se practican carreras de larga distancia.  Esta dolencia afecta con mayor frecuencia el borde exterior del dedo gordo del pie. Las uñas encarnadas son un verdadero problema para los corredores; cuando aparecen es probable que se infecten y hacen que dar un paso sin dolor sea prácticamente imposible.  A continuación te explicamos en detalle,  lo que todo corredor debe saber sobre cómo se deben tratar las uñas encarnadas al correr.

 

Las uñas son una estructura dura, pegada a la piel formadas principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa que el cuerpo produce de manera natural y su función primordial es proteger los dedos de golpes, maltratos o enfermedades en general.   Las uñas se encarna generalmente, cuando se nos clava en la piel,  este trauma suele suceder en el primer dedo del pie debido a que este dedo es el mas expuesto y el que tiene mayor roze con el calzado.  Inicia con una molestia, sigue con el enrojecimiento de la piel de alrededor y en el peor de los casos puede desencadenar en una infección.

 

Antes de tratar las uñas encarnadas debemos tratar de minimizar el riesgo de sufrir esta lesión, un corte de uñas adecuado y una buena higiene en los pies, puede reducir considerablemente esta patología así como el uso de un calzado adecuado, un calzado que nos apriete o que no se ajuste bien puede ocasionarnos problemas, especialmente si realizamos deportes o actividades que nos exijan movernos o estar de pie a menudo.

 

Cómo tratar una uña encarnada

 

Cómo tratar una uña encarnada ?

  • Sumergimos el pie afectado en agua caliente varias veces a lo largo del día, al menos tres. Lo dejamos un par de minutos y después secamos bien el pie.
  • Masajeamos con suavidad la zona afectada, con la ayuda de un poco de aceite de oliva o de almendra. Si tenemos tendencia a las infecciones, podemos añadir también una gota de aceite esencial de árbol de té, ya que tiene propiedades antibióticas.
  • Cogeremos un trocito de algodón o hilo dental, lo humedeceremos y lo intentaremos colocar con paciencia debajo de la uña.
  • Cuando notemos que la zona se ha reblandecido, después de realizar varias veces este proceso, repetiremos igualmente estos pasos y cortaremos la uña con cuidado, con un cortaúñas totalmente limpio y afilado.
  • Cortaremos la uña de manera recta, dejándola de forma cuadrada y sin recortarla demasiado. Las zonas que estén más encarnadas las evitaremos, para que lentamente vayan mejorando.

 

Otra alternativa para corregir  una uña consiste en sumergir su pie en agua tibia y sal durante 10 minutos para que tu uña se ablande y sea más fácil manipularla. Luego deberás utilizar un pequeño trozo de algodón y ubicarlo debajo de la uña afectada (haciendo presión para que quede bien sujeto). Cambiar el algodón diariamente (1 o 2 veces por día) y aplicar algún antiséptico local. El objetivo de esta técnica será que la uña crezca sin dañar la zona y tomando una forma que no dañe la piel y aumente el riesgo de infección.

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario