Cuatro ejercicios para mejorar tu equilibrio en Bicicleta

Mejora tu equilibrio Mejora tu equilibrio

La mayoría creemos, que una vez que aprendemos a andar en bicicleta ya tenemos el equilibrio adquirido, pues luego aprendemos que no es tan así, ya que en la medida que ganamos kilómetros y comenzamos a entrenar en lugares cada vez más complicados, vemos que un buen equilibrio puede significar el evitar bajar los pies de los pedales hasta incluso evitar una fea caída. El equilibrio es nuestro gran aliado, en cualquier situación, ya sea en una zona técnica y lenta como en un inesperado paso estrecho en nuestra ruta, o al montar en grupo… en cualquier momento puede surgir una situación en la que, si somos diestros con el equilibrio, vamos a salir airosos y evitar seguramente algún revolcón. Te dejamos estos cuatro ejercicios para mejorar tu equilibrio en Bicicleta .

 

Dibujar un ocho

Dibujar un ocho “8”

Dibuja en el suelo dos círculos que se toquen o un lazo en forma de ocho. Una botella de agua grande es el “lápiz” perfecto ya que sólo marca el suelo temporalmente y además te servirá para hacer más ejercicios de equilibrio. Es preferible que lo hagas en un terreno plano, regular y un poco deslizante, es decir, arena seca o grava fina, por lo que el típico parque de barrio será el escenario perfecto para desarrollar tu sentido del equilibrio.

 

Andar suelto de ambas manos

Andar suelto de ambas manos

Soltarse de ambas manos es un ejercicio útil para mejorar el equilibrio y aprender a maneja su bicicleta. Recomendamos que al principio lo practiques en una calle o el aparcamiento tranquilo, y sólo en el pavimento liso. Mantenga sus manos cerca de los manillares hasta que domine el ejercicio. Puede balancearse mediante el giro de las caderas (giro a la derecha para girar a la derecha, y viceversa). Si su bicicleta no puede montarse sin manos, o si se balancea hacia un lado, puede necesitar algún tipo de ajuste.

 

Mirar hacia atrás

Mirar hacia atrás

Aún si utiliza un espejo retrovisor, es importante ser capaz de mirar hacia atrás en el tráfico antes de cambiar de posición de carril: ningún espejo proporciona un campo de visión completo. Práctica este ejercicio mirando hacia atrás en una calle tranquila o sobre la línea blanca de un estacionamiento, hasta que puedas mirar hacia atrás durante un segundo sobre cualquiera de tus hombros, el izquierdo o derecho, sin zigzaguear.

 

Lo más recto posible

Lo más recto posible

De forma natural la bicicleta se va ‘cayendo’ de un lado a otro mientras va avanzando, de una manera más acentuada cuanto menor es la velocidad que llevamos. Nuestra misión es compensar esos desequilibrios con pequeños y casi imperceptibles giros de manillar hacia el lado que nos desequilibramos en cada momento,  para describir una trayectoria lo más recto posible cambiamos un poco el mecanismo de control, minimizamos el movimiento de manillar y realizamos desplazamientos del cuerpo como compensación, a un lado, empujando la bici lateralmente al lado contrario. Busca un pasillo estrecho o un bordillo y recórrelo en sentido longitudinal.

 

La base de toda la técnica en bicicleta es el equilibrio, por eso tener un buen control de tu estabilidad va a permitir que te sientas más seguro en todas las circunstancias.

 

Imagenes cortesia de: mountainbike.es

Descubra también