Conoce los beneficios que aporta incluir la Quinoa a tu dieta

Beneficios de la Quinoa Beneficios de la Quinoa

La quinoa o quinua es un superalimento que no puede faltar en tu lista de la compra, no solo por su delicioso sabor sino por sus múltiples beneficios para la salud. Esta semilla proviene de los Andes y es rica en vitaminas y minerales. La quinoa es oficialmente una semilla, concretamente la semilla de una planta dicotiledónea conocida por el mismo nombre, pero muchos la consideran como un pseudocereal, al no ser un cereal propiamente dicho, pero dársele un uso de cereal debido a su alto contenido en almidón.  Por su composición rica en nutrientes la quinoa es, sin duda alguna, uno de los alimentos más sanos que existen. Conoce los beneficios que aporta incluir la Quinoa a tu dieta.

 

Ensalada on Quinoa

La quinoa nos ayuda a controlar el exceso de colesterol en sangre. Gracias a su contenido en fibra y lípidos insaturados, favoreciendo el perfil lipídico en el organismo.  Además es un alimento libre de gluten y puede ser consumida sin temor por personas celíacas.

 

Debido a su alto contenido en fibra y su elevado aporte proteico en comparación con otros cereales, la quinoa posee un bajo índice glucémico. Esto hace que sea muy recomendada para mujeres que quieren adelgazar comiendo sano o personas con diabetes. Por supuesto, su alto nivel de fibra también ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.

 

Pechuga de pollo con Quinoa

Para el deportista puede ser un alimento muy valioso, semejante a la avena, dada la presencia de buenos minerales, de hidratos complejos y proteínas.  la quinoa tiene casi el doble de proteínas (8 gramos por taza) que otros cereales, y es uno de los pocos alimentos que contiene los nueve aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para construir el músculo y recuperarse de los entrenamientos duros.

 

Cómo se prepara la quinoa ?

Para comenzar a emplear la quinoa es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que de quedarse allí, aportaría un sabor amargo. Debemos tener cuidado dada la pequeñez de la semilla y podemos hacer esta operación sobre un tamiz. No debemos remojar, sino lavar y enjuagar. Posteriormente hervimos tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos o hasta que se abra la semilla. Colamos y listo para usar.

 

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario