Qué comer para obtener un vientre plano para el verano?

Como obtener un vientre plano Como obtener un vientre plano

Obtener un vientre plano es uno de los objetivos más perseguidos en el verano, parecería ser una utopía, el sueño que todos anhelan. Mientras que muchos se refugian en píldoras de dieta, otros persiguen su objetivo sobre una máquinas de abdominales y una que otra dieta que promete resultados maravillosos, ninguno de ellos proporcionan el verdadero secreto para tener un vientre plano. Para obtener un vientre plano para el verano y así revelar tus abdominales te presentamos los siguientes consejos.

 

Antes que nada debemos enter esto, es imposible reducir un lugar específico del cuerpo, lo que significa que no puedes enfocarte sólo en el estómago cuando de perder grasa se trata. No importa cuántos abdominales ejecutes, o que clase rutina entrenes. El tamaño de tu estómago depende del contenido graso de todo tu cuerpo, y es por eso que es el lugar más difícil de rebajar. Aquí es donde entra en juego la nutrición. Reducir calorías de manera segura y adecuada a través de la actividad física y una correcta alimentación hará que pierdas grasa y consigas tu abdomen deseado.

 

Cortar el azúcar

El azúcar es probablemente uno de los principales culpables que te impiden conseguir los abdominales que quieres. ¿De qué manera el azúcar engorda?.  El azúcar es un carbohidrato que el cuerpo puede utilizar y convertir en energía rápidamente. Sin embargo, cuando las calorías del azúcar no son utilizas casi de inmediato para ser procesadas en energía, nuestro organismo almacena las calorías adicionales en forma de grasa a través de un proceso llamado la lipogénesis. El exceso de calorías que provienen del azúcar que consume, son metabolizados por el hígado y se convierten en grasa, entonces secretan a la sangre, y se almacenan allí donde es que se tiende a aumentar de peso (a menudo el abdomen, los muslos y las nalgas).

 

¿Qué podemos hacer?

Comer más fruta. Las frutas son alimentos integrales, llenos de fibra y nutrientes, y son mucho más bajas en fructosa que el azúcar refinado. Mantengase alejado de la azúcar refina, el azúcar morena, el agave, miel, jarabe de arce y todos los derivados de ellos, principalmente las harinas procesadas en postres. Está bien disfrutar algun dulce de vez en cuando, pero cuando realmente está tratando de conseguir resultados, debe evitar los ingredientes de esta lista negra:

  •    dulces
  •    sodas
  •    jarabes (miel de maple, agave)
  •    el azúcar de mesa (blanco, marrón, crudo)
  •    tortas
  •    galletas
  •    empanadas
  •    pan dulce
  •    donas
  •    pasteles
  •    bebidas de frutas con azúcar añadido
  •    postres lácteos (helados, fro-yo)
  •    alcohol

 

Tome mucha agua

Debe beber al menos 6 botellas de 16oz de agua al día. Esto lo mantiene hidratado y ayuda a eliminar las toxinas. El agua ayuda a que los riñones funcionen bien, lo que a su vez permite que el hígado expulse las grasas más eficientemente. Tomar agua te ayuda a prevenir la distensión abdominal porque te ayuda a la digestión, alivia el constreñimiento y los gases.

 

Comer menos Sal

La sal es una de las principales causas de tener un estómago inflado; por tanto, trata de limitar su consumo. Si eres de los que les gusta la comida “Al Punto.”, opta por la sal marina o la kosher, que tienen menos cantidad de sodio. Ten presente también que hay un gran número de hierbas aromáticas en el mercado para saborear tus comidas de un modo más saludable.

 

Ingiera más granos enteros y grasas saludables

Diversas investigaciones han comprobado que quienes se alimentan con granos enteros (arroz integral, trigo integral, y semillas) y grasas monosaturadas (aceite de oliva, omega 3) pierden –y no vuelven a encontrar– la grasa abdominal con más facilidad. Por tanto, ¡no dejes de enriquecer tu dieta con estos grupos alimenticios!

 

Consume más Fibra

La fibra ayuda a prevenir el cáncer de colon y de mama y también puede ayudar a reducir el colesterol, por lo que puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón. La lista de alimentos con fibra incluyen el salvado de avena, cebada, nueces, semillas, frijoles, lentejas y frutas. También el trigo integral, cereales integrales, y las verduras. Los adultos deben consumir un máximo de 25 a 35 gramos de fibra al día. Cuando se trata de perder peso la fibra nos ayuda ya que ralentiza el vaciado del estómago, lo que te permite sentirte más lleno por un período más largo de tiempo. Cuando comes suficiente fibra descubres que se te reducen los antojos y mantienes tu metabolismo activo a través de la digestión.

 

Estos cambios en la forma de alimentación, siempre deben ir acompañados de ejercicios que trabajen los grupos músculares más grandes del cuerpo humano, como son la espalda, los pectorales y las piernas, de esta manera conseguiremos producir un mayor consumo calórico a la hora de reconstruirlos.

 

Déjanos tus comentarios sobre cual es tu secreto para conseguir ese abdomen plano ahora en el verano.

 

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario