Mejora tu flexibilidad con esta secuencia de Yoga para principiantes

secuencia de Yoga para principiantes secuencia de Yoga para principiantes

Durante años el yoga ha sido relacionado solo con vegetarianos y con personas delgadas de grandes recursos económicos. De hecho es poco probable que a un corredor, a un ciclista o a una persona que practique musculación pudiera llegar a interesarle esta disciplina. Todo eso esta cambiando !!!, cada día son más los atletas que se refugian en el yoga buscando mejorar su postura, mobilidad y flexibilidad. La tensión sufrida por un corredor luego de un fondo matutino, la rigidez que involucra un recorrido largo en bici y por qué no mencionar el esfuerzo que realizan nuestros músculos al levantar pesas o practicar crossfit; son solo algunas de las razones por la que deberiamos incluir alguna secuencia de movimientos para estirar, flexionar y recuperar nuestras articulaciones.

 

Practicar yoga es una forma de lograr un cuerpo flexible, mejorar la circulación, la respiración, la conciencia de la colocación de la columna y las extremidades. Cuando eliges yoga como la disciplina de acondicionamiento físico, lo mejor y lo más recomendado es que siempre lo hagas en compañía y dirección de un instructor, un instructor te guiará por una serie de ejercicios de preparación del cuerpo: las extremidades, los músculos y la respiración son de las series más básicas de calentamiento por las que debes de empezar, sin embargo en esta entrega te dejamos una secuencia de Yoga para principiantes que puedes realizar en la comodidad de tu hogar.

 

1era. Postura | Postura del héroe mirando hacia abajo (Adho Mukha Virasana)

Híncate, con los dedos grandes de los pies juntos y las rodillas un poco separadas. Manteniendo la cadera sobre los talones, extiende la espalda al frente a tu máximo. Extiende también los brazos y apoya la cabeza sobre un bloque de yoga, o un libro grueso. Siente como estiras desde la cintura hasta los dedos de la mano. Mantén de 5 a 10 respiraciones con tranquilidad.

 

2da. Postura | Postura del Héroe (Virasana)

Siéntate ahora sobre un bloque de yoga o libro, con rodillas juntas y pies separados. Con las manos frente a tu pecho enlaza los dedos de las manos y gira las palmas al frente, estira los brazos primero hacie el frente de tu pecho y después hacia arriba a su máximo,  estirando codos. Observa que la cadera este vertical. Alarga los costados.  Cada que inhales jala más tus brazos y tronco hacia arriba y mantén de 5 a 7 respiraciones.

 

3ra. Postura | Postura de la montaña  (Tadasana)

Ahora te pones de pie con los muslos juntos y estirados, rodillas y pies mirando al frente. Rodillas estiradas. Enlazas los dedos de la mano y estiras los brazos hacia arriba, igual que en la postura anterior (2) Extiéndete al máximo igual que en la postura anterior. Mantén de 5 a 7 respiraciones tratando de igualar la duración de la inhalación y la exhalación

 

4ta. Postura | Postura de estiramiento intenso (Uttanasana)

Al regresar de la postura anterior,  quédate de pie con las piernas separadas a lo ancho de la cadera. Sostén la cadera con tus manos
Inhala y flexiona el  tronco y cadera hacia el frente. Mantén las piernas bien estiradas y los brazos relajan hacia el piso. Si las manos no llegan al piso, coloca un bloque de yoga debajo de la cabeza o un banco y ahí descansa la cabeza con los brazos cruzados.  Mantén la postura con exhalaciones largas, 5 a 8 respiraciones. incorpórate lentamente.

 

5ta. Postura | Postura del guerrero (Virabhadrasana)

Estira tu pierna izquierda con firmeza y mantenla fuerte, activa tu pie izquierdo en la tierra, Abre tu pierna y pie derechos, mantenlos activos hacia la tierra, Dobla la rodilla derecha sobre el talón izquierdo, cuadra la cadera y los hombros al frente, abre el pecho y estira los brazos elevándolos hacia el cielo, mantén las palmas juntas y lleva tu mirada al cielo.

 

Trata de poner atención, en la colocación de la columna en cada postura o movimiento. La visualización de cada una de las vértebras es de gran ayuda para la conciencia del cuerpo y el entendimiento del movimiento. Siente la diferencia entre cada una de sus colocaciones. La respiración es el secreto para sentir que bombeas constantemente de forma consiente esta energía a todo tu cuerpo, y es mejor que si la hacemos de forma automática o que si la contenemos.

 

fuente: federacionyoga.com

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario