Como combatir la fatiga en las piernas al correr

Fatiga en las Piernas Fatiga en las Piernas

Correr es uno de los ejercicios cardiovasculares más efectivos cuando de quemar calorías se trata. Uno de los principales problemas que puede enfrentar un corredor es la fatiga en las piernas, una desagradable molestia que puede arruinar el ritmo de su carrera y resultar muy frustrante. La fatiga es un síntoma inevitable que llega cuando nos empleamos con cierta intensidad al entrenar. Si bien es cierto que no podemos suprimir esa sensación de sufrimiento, existen métodos para minimizarla. A continuación te damos algunos consejos para combatir la fatiga en las piernas al correr.

 

Estira y calienta tus músculos antes de la carrera

Antes de correr es necesario realizar calentar los motores, algo de trote suave, estiramientos muy ligeros y algún que otro ejercicio de fuerza: sentadillas, zancadas, extensión de tobillos. Un buen calentamiento prepara al cuerpo para el ejercicio más intenso y evita lesiones o cansancio prematuro.

 

Mantén tu cuerpo bien hidratado

Puedes Alternar entre agua y bebidas deportivas a medida que corres para agregar electrolitos a tu cuerpo y evitar que los músculos sufran calambres. Ten en cuenta que la deshidratación reduce el rendimiento de manera notable y al final, un músculo mal hidratado es un músculo más fatigado que podría hacerte pasar un mal rato.

 

 Evita el sobre-entrenamiento

Muchos corredores están convencidos que la mejor rutina consiste en hacer recorridos largos en días alternos o ejecutar sesiones de intervalos tres veces cada semana. Si se pone demasiado énfasis en un mismo tipo de entrenamiento terminamos sobre-entrenando las piernas.  El entrenamiento debe ser como una sopa: hay alimentos básicos como carreras a distancia fáciles, otras carreras a distancias moderadas, y los entrenamientos en recorridos largos, puedes agregar ejercicios de fuerza,  sprints colina.

 

Acorta tu zancada

Una zancada amplia, se traduce en impactos más fuertes y los músculos de las piernas tendrán que soportar mayor fuerza. Si acortamos la zancada, el impacto se reduce y el músculo sufre menos.

 

Concéntrate en otra cosa

Si todo lo anterior no funciona, olvídate del cansancio en tus piernas y concentrarte en otra cosa. Ponte metas concretas en tu ruta para gestionar mejor la distancia de tu carrera. Eso sí, debes parar a descansar cuando notes que tu cuerpo está muy dolorido, ya que ignorar los signos de lesión puede poner en riesgo tu rutina de entrenamiento.

 

Descubra también

One comment

  1. 1

Déjanos tu Comentario