Beneficios de la Melaza de caña a la dieta del atleta

melaza de caña melaza de caña

La melaza o miel de caña como también se le conoce, es un líquido dulce, que se puede extraer de la caña de azúcar o de la remolacha. Se usa como sustituto del azúcar ya que contiene una menor cantidad de calorías. Puesto que la melaza de caña es un producto derivado de la caña de azúcar, nos aporta todos los nutrientes esenciales que nos aporta la caña de azúcar en su versión natural.  A continuación le mencionaremos los principales beneficios que aporta la Melaza de caña a la dieta del atleta.

 

Aporte de energía extra

La miel de caña o melaza, nos aporta energía, necesaria para el correcto desarrollo de todos los procesos metabólicos. Por ello es utilizada especialmente por deportistas y atletas de alta exigencia física, dado que ofrece un excelente nivel de recuperación después de la actividad física, evitando dolores posteriores y calambres.

 

Reconstruye los huesos

Sabemos de la importancia que tiene el calcio para mantener fuertes nuestros huesos y dientes. dos cucharaditas de melaza aportarán el 12% de la ingesta diaria necesaria de calcio además del magnesio, que ayuda a absorber el calcio en el organismo. Siempre es adecuado que el calcio y el magnesio vayan de la mano, principalmente porque el magnesio ayuda a nuestro organismo a absorber mejor el calcio. En el caso de la melaza de caña esta combinación es ideal para ayudar en el crecimiento y desarrollo tanto de los huesos como de los dientes, ideales para recuperarnos de las arduas sesiones de entrenamiento.

 

Mejora del sueño

En distintas ocasiones hemos hablado de los beneficios del sueño en el rendimiento de los atletas. Existen vitaminas y minerales que inciden positivamente en la capacidad de obtener una buena calidad de sueño, como lo son el calcio, el magnesio y la vitamina B6. La melaza es una buena fuente de estos nutrientes, por tanto es un alimento importante si buscamos mejorar nuestro descanso.

 

Puedes utilizar la melaza como cualquier otro endulzante,  para un té, un café, para colocar en un postre, para preparar un batido o simplemente para untar arriba de una rebanada de pan. No es tan diferente a la miel, así que imagínate cualquier uso que pudieras darle a ella, pero transportado a la melaza. En un desayuno con cereales y frutas puede quedar de maravillas, mismo que sobre un hotcake.  Si eres diabético debes tomar en cuenta la riqueza que posee en azúcares simples por lo que no es recomendada para diabéticos.

Descubra también