Correr o Caminar ? ventajas y desventajas

Correr o Caminar Correr o Caminar

Con frecuencia nos preguntan qué es mejor correr o caminar, correr es una disciplina que conlleva un impacto considerable sobre nuestro cuerpo; los movimientos repetidos afectan a articulaciones, espalda y a nuestro organismo en general. Sin embargo, sus beneficios son múltiples y parece que merece la pena. Ahora bien, ¿es posible obtenerlos mediante la caminata? ¿Qué es más sano: correr o caminar ?   La respuesta es: Depende. La decisión es personal y es necesario evaluar las ventajas y desventajas de cada uno de estos ejercicios para determinar cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

 

Ventajas

Correr como caminar son actividades aeróbicas recomendables; sin embargo, el caminar se puede realizar a cualquier edad y en cualquier momento, incluso cuando no te encuentras en un estado físico óptimo. El caminar te ofrece además  la posibilidad de graduar la velocidad de la caminata, no impacta tus articulaciones, te ayuda a la oxigenación muscular, es buen complemento terapéutico y dependiendo el ritmo es una buena forma de eliminar grasas.

 

Ahora bien, correr también tiene sus beneficios. El principal es que me mejora notablemente el aparato cardiovascular. Pero además; Te ayuda a quemar grasas, sirve de relajante ya que despeja tu mente, oxigena la sangre, pone a prueba tu voluntad y superación y sobretodo consume más calorías que caminar.

 

Desventajas

Correr siempre debe ser evitado por personas con osteoporosis ya que estas actividades aumentan la compresión de la columna vertebral y las extremidades inferiores, lo que hace que seas más propenso a las fracturas. Si decides trotar o correr en una caminadora, se corre el riesgo de salirse de la cinta en movimiento y ser arrojado desde la máquina. Si corres o trotas al aire libre, se corre el riesgo de caerse fuera de la acera y doblarse o fracturase el tobillo. Los zapatos también deben ser reemplazados cada 500 a 600 millas (800 a 950 km).

 

En cambio, la caminata es apta para todo público, a no ser que haya una contraindicación específica del médico. Eso sí, si siempre caminás de la misma manera, con el mismo circuito, entrenás sólo un grupo de músculos (principalmente gemelos, tibiales y cuadriceps) y ante cualquier otra actividad física que no sea caminar vas a tener que usar músculos desentrenados.

 

Conclusiones

 

Tanto el Caminar como correr suponen mejoras para nuestra salud física y mental, pues incrementan nuestro bienestar, favorecen al sistema inmune y aumentan el flujo sanguíneo y la fortaleza muscular. Lo ideal es que vayas alternando y disfrutes de sus distintos beneficios.

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario