Consejos para mejorar tu carrera cuesta arriba

correr cuesta arriba correr cuesta arriba

Cuando el camino se pone cuesta arriba, debemos realizar ajustes en nuestra técnica para ser eficientes al correr.  La posición de nuestro cuerpo varía dependiendo del terreno donde corramos, sin embargo el entrenamiento cuesta arriba ofrece una oportunidad perfecta de mejorar la fuerza muscular.  En las pendientes pronunciadas, la técnica de carrera se altera, y además luchas contra la gravedad.  Tendrás que adaptar la posición de tus miembros, cabeza y torso. A continuación, te dejamos estos consejos para mejorar tu carrera cuesta arriba.


Disminuye el ritmo de la carrera

La idea es que mantengas el nivel de esfuerzo. Entonces si venías manteniendo un ritmo en el terreno llano una vez que empieces a subir debes mantener la misma intensidad del esfuerzo. Para eso, deberás disminuir un sólo poco la velocidad. Si mantenés la misma velocidad y es probable que llegues muy cansado y casi sin aire a lo más alto de la cuesta.

 

Cuida tu postura

Si cuidas tu postura aprovecharás mejor la fuerza de tu cuerpo. Por ejemplo, si tus brazos se balancean hacia los costados están perdiendo fuerza que te ayuda a correr cuesta arriba. Tus brazos deben formar un ángulo de 90 grados y debe moverse hacia adelante y atrás (rotación en el hombro) y no hacia los costados.

 

Inclinate poco hacia adelante

Tu espalda debe estar derecha y con los hombros tirados hacia adelante (sólo un poco). Concéntrate en mover los brazos más bajos y con movimientos más cortos. No te inclines hacia atrás porque vas a frenar tu cuerpo.

 

A medida que aumenta la inclinación de la cuesta, el tronco se verticaliza. Si no puedes correr con una buena postura, entonces comienza a andar, ten en cuenta que en las subidas es donde más se resienten los gemelos. Si te lo permite la pendiente, apoya toda la planta del pie para economizar. En este apartado es muy importante entrenar la flexibilidad de gemelos y tendón de Aquiles, y por último, ayúdate con los brazos favoreciendo así el movimiento hacia adelante, de este modo liberarás a las piernas de tener que generar toda la energía de avance.

 

Extractos cortesía de atletas.info

Descubra también

Déjanos tu Comentario