Suplementos para Adelgazar – Beber Agua Adelgaza.

Beber Agua Adelgaza Beber Agua Adelgaza

Suplementos para Adelgazar – Beber Agua Adelgaza.

Un equipo de científicos alemanes ha demostrado por primera vez que, como asegura la tradición popular, beber agua adelgaza. La investigación, llevada a cabo en la clínica universitaria Charité de Berlín, y publicada en el número de junio de la revista American Journal of Clinical Nutrition, asegura que la ingesta de agua refuerza los efectos de una dieta de adelgazamiento.

“Pese a que en las dietas normalmente se ha recomendado beber mucha agua, hasta ahora no había ninguna recomendación con base científica”, ha explicado la responsable del equipo de investigación, la profesora de nutrición de la Escuela de Salud Pública de Berlín Rebecca Muckelbauer. Los investigadores analizaron casi 5.000 referencias de cuatro bases de datos de artículos científicos en busca de todos aquellos en los que se estudiara la relación entre el consumo de agua y la pérdida de peso. Encontraron 11 estudios en los que había investigaciones al respecto y tres de ellos mostraban a las claras que el consumo de agua está relacionado con una mayor pérdida de peso.

 

Beber agua, ¿ayuda a adelgazar o adelgaza?

El estudio destaca el éxito de en una dieta de adelgazamiento para personas mayores con un alta ingesta de agua. Las personas estudiadas que aumentaron en un litro al día el agua ingerida al día adelgazaron entre uno y dos kilogramos más que el grupo de control, que mantuvo sin cambios la cantidad que bebía.

El simple hecho de beber agua podría aumentar el gasto energético de nuestro cuerpoOtra investigación demostró que las mujeres que aumentan el consumo de agua mientras siguen una dieta pierden más peso que las que no lo hacen. El efecto adelgazante del agua en combinación con una dieta puede deberse, apuntan los científicos, a la simple sensación física de haberse llenado por la ingesta y a la aceleración del metabolismo que conlleva. Sin embargo, según Muckelbauer, podría haber otra explicación: la termogénesis inducida por el agua. “Aunque todavía no está bien estudiado”, explica la investigadora, “el simple hecho de beber agua podría aumentar el gasto energético de nuestro cuerpo”.

Cuando realizas un ejercicio intenso, agotamos los niveles de glucógeno. Para poder volver a recargarlos y que los músculos puedan trabajar correctamente ocupamos cantidad de agua determinadas. Si no bebemos agua puedes sufrir calambres musculares y retrasar la pérdida de grasa.

Cuando no bebes suficiente agua los riñones no funcionan correctamente, por lo que el hígado tendrá que funcionar de manera forzada.

Cuando no bebemos suficiente agua, el cuerpo intenta por todos los medios retener al máximo el agua que llegada y hace que retengamos líquidos en zonas como cintura, cara y tobillos. Esto causa que te veas más hinchado y pesados.

Uno de los puntos más importantes es que el agua ayuda a sentirnos llenos y acelera el metabolismo. Cuando bebes la cantidad necesaria no tendrás la sensación de hambre y con esto ingeriremos menos calorías.

 

Descubra también