Efectos del ejercicio fisico contra la diabetes

ejercicio contra diabetes ejercicio contra diabetes

Efectos del ejercicio fisico contra la diabetes

El ejercicio es tan importante como los medicamentos para manejar la diabetes. Puede ayudarle a bajar de peso, si tiene sobrepeso. También te ayuda a prevenir el aumento de peso.  No sólo tendrás un mejor control de tu peso y de tu nivel de azúcar en la sangre, sino que también te sentirás mejor contigo mismo. Vamos entonces a conocer algunos efectos que ejerce el ejercicio físico contra la diabetes.

¿Cuántas veces hemos leído la lista de los factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2? Esta lista incluye una historia familiar de diabetes (factor que no podemos controlar), pertenecer a cierto grupo étnico (otro factor que tampoco podemos controlar), edad (tiene sentido, el cuerpo empieza a cansarse), poca actividad física (también tiene sentido, no quemamos la suficiente energía como deberíamos) y haber tenido diabetes durante el embarazo, pero esta lista incluye también un riesgo más: TENER SOBREPESO.

 

Antes que nada definamos correctamente lo que es sobrepeso. No estamos hablando acerca de ser grande y musculoso, estamos hablando de tener un exceso de grasa corporal.Pero, ¿qué tiene este exceso de grasa corporal incrementa el riesgo de padecer diabetes tipo 2?, todo viene de un síndrome llamado “resistencia a la insulina”.   La insulina es una hormona que se produce en las células beta del páncreas. Su trabajo es tomar el azúcar del torrente sanguíneo y llevarlo hasta las células con el fin de que sea almacenado o utilizado como energía. Para poder hacer este trabajo, la insulina se conecta a un receptor que se encuentra en la superficie de la célula, como si fuera una llave que se acopla a la cerradura para abrir la puerta. Una vez que la insulina se conectó con el receptor, las células permiten la entrada de la molécula de glucosa. Sin insulina, el azúcar no puede entrar a las células y se va acumulando en el torrente sanguíneo.

 

El exceso de grasa corporal, especialmente en el abdomen, propicia resistencia a la insulina. No se sabe exactamente de que forma la grasa corporal interfiere con la acción de la insulina. Aun así, sabemos que las células fabrican hormonas que hacen que la insulina no trabaje de manera adecuada. Entre más grasa tengan las células, se produce más hormonas que impiden el funcionamiento adecuado de la insulina y por lo tanto hay un mayor riesgo a presentar resistencia a la insulina.

 

La mejor manera para mejorar la sensibilidad de las células es bajando de peso (ya sea con ejercicio o por medio de la alimentación). El estudio clínico acerca de la prevención de diabetes, demuestra que perdiendo cantidades pequeñas de peso e incrementando la actividad física, disminuyen el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en un 50%.

 

La mayoría de los médicos recomiendan el ejercicio aeróbico, el cual te hace respirar con más frecuencia y hace que tu corazón trabaje más duro. Selecciona las actividades que más te gusten, como caminar, trotar, andar en bicicleta, bailar o hacer aeróbicos. Si tienes problemas en los pies, practica ejercicios que no pongan énfasis en tus pies, como natación o remo.

 

He aquí algunos de los efectos beneficiosos del ejercicio físico:

 

  •     Fortalece los huesos y los músculos.
  •     Mejora la coordinación, el equilibrio, la fuerza y la resistencia.
  •     Aumenta el nivel de energía.
  •     Contribuye a que la insulina desempeñe mejor su función, lo que ayuda a mantener las concentraciones de azúcar en sangre dentro de los límites saludables.
  •    Quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.

 

Cualquier tipo de ejercicio es estupendo -se trate de sacar a pasear al perro o de practicar un deporte de equipo. Pero es importante que lo practiques cada día. Cambiar los hábitos a fin de poder hacer ejercicio cada día puede costar bastante al principio. Pero la mayoría de la gente dice que, en cuanto empieza a notar los efectos beneficiosos del ejercicio, se engancha a él. A partir de ese momento, resulta más fácil seguir haciendo ejercicio.

 

Imagen: sanar.org

Descubra también

Déjanos tu Comentario