Consejos para una postura adecuada al practicar ciclismo

posicion correcta ciclismo posicion correcta ciclismo

Consejos para una postura adecuada al practicar ciclismo.

Pocas cosas son tan cruciales a la hora de pedalear como contar con una bicicleta bien reglada que permita una postura adecuada y eficiente. Descuidar este aspecto puede tener consecuencias desagradables a la hora de rodar, desde el malestar físico a la pérdida de potencia de pedalada o incluso lesiones musculares de cierta importancia. Acertar aquí es fundamental, porque ni todos los cuadros son iguales ni todas las personas necesitan lo mismo.

Si la altura del sillín es correcta, podrá pedalear hacia atrás con sus rodillas sólo ligeramente dobladas al fondo de cada pedaleo. Si quedan demasiado dobladas significa que el sillín está demasiado bajo, y se bamboleará y perderá fuerza en el pedaleo cuando monte. Si las rodillas no se doblan, o si tiene usted que estirarse para alcanzar el pedal, entonces el sillín está demasiado alto y forzará usted la articulación de la rodilla.

 

En el caso de las bicicletas de carretera, lo habitual es que el manillar quede sólo ligeramente más bajo que la horizontal del sillín. Es importante poder llegar a todos los agarres de la dirección y a los frenos sin problemas. Los brazos han de quedar ligeramente flexionados para que la postura absorba las vibraciones de la rueda delantera. En el caso de las bicicletas de montaña, el manillar suele situarse incluso un poco más abajo para hacer la bicicleta más estable en terrenos difíciles. En bicis de paseo o urbanas se suele fijar a la misma altura o incluso un poco más arriba que el manillar, buscando mayor comodidad al mantener la espalda más recta.

 

La posición normal de los pies es que miren un poco hacia afuera tanto andando como sentados. En la bicicleta intentamos reproducir esa rotación externa para que no sufran las articulaciones.  Para que la técnica de pedaleo sea correcta, implica el pie en todo el ciclo de pedaleo. Es decir, no sólo empujes el pedal hacia abajo: tire de él hacia arriba también. Para ello necesitarás pedales automáticos. La técnica mejora rápidamente si mantienes un ritmo de pedaleo elevado. Te resultará útil hacer un esfuerzo voluntario de mantener los pies pedaleando a ritmo uniforme y regular. Pensar en el movimiento que estás realizando el cuerpo acelera el aprendizaje y, sin darse cuenta, en poco tiempo pedalearás en círculos como si lo hubiera hecho toda la vida. Una vez que domines la técnica de pedaleo correcta, montarás en bicicleta con mayor eficacia y utilizará simultáneamente un mayor número de músculos de las piernas.

 

Hay más aspectos que se pueden mejorar como cuñas y modificaciones en el ángulo de las calas, posiciones de rodillas y otros aspectos, pero si has aprovechado algo de la inforamción aquí presentada, rápidamente comprobarás que rodar con tu bici es mucho mas placentero que hasta ahora.

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario