Cómo evitar las ampollas al correr

ampollas en los pies ampollas en los pies

Cómo evitar las ampollas al correr

Los pies son elementos básicos a la hora de correr, y de su cuidado y atención depende una buena carrera y entrenamiento. Hay corredores que tiene los pies delicados y son propensos a heridas y a la aparición de ampollas.  Todos los corredores en algún momento deben lidiar con ellas. Si bien es cierto que en las competencias es donde más se siente el impacto y la molestia de sufrir la presencia de una ampolla, en los entrenamientos también aparecen con frecuencia. Para evitar y prevenir problemas tan molestos como son las ampollas en los pies tras ir a correr, les dejamos con algunos consejos.

 

Debemos entender que las ampollas se forman debido a la fricción. Típicamente, tus pies experimentan mucha fricción cuando las cosas están húmedas, calientes o sucias. Con este razonamiento, si eliminamos cualquiera de estos factores, será mas difícil que las ampollas se desarrollen, por no decir imposible.

 

Así, para combatir el Rozamiento podemos usar Calcetines sencillos o de doble capa, lubricantes, polvos o una buena protección con cinta, para la humedad existen calcetines con características particulares o incluso polvos anti-humedad y  el calor lo podemos combatir con calzado adecuado.

 

El calzado:

Normalmente las ampollas en los pies se producen en zonas en las que el calzado nos roza y en las que sometemos al pie a un proceso de fricción. En muchos casos, a pesar de elegir correctamente el modelo de zapatillas, el pie se encuentra en una situación diferente a la habitual, hinchado, con líquidos… o la zapatilla es demasiado dura al estar nueva. Estas situaciones son las que acaban generando roces en el pie que derivan en ampollas que nos impiden correr de forma adecuada.  Con una planta amortiguadora y teniendo mucho cuidado al elegirlas, sobre todo en cuanto al tamaño, sin que sean demasiado grandes ni demasiado pequeñas.  Algunas de las marcas que gozan de mayor prestigio son Nike, Adidas o Reebok, y utilizando alguno de los modelos de éstas, las ampollas y durezas pasarán a ser cosa del pasado, evitando su aparición.

 

Los calcetines:

Suelen ser la parte olvidada en la búsqueda de la causa de la aparición de ampollas y durezas.  Deben de ser especiales para correr, buscando en la etiqueta la palabra “Running”, uno se asegura de que cumplan este requisito de forma sencilla. Si son grandes, baratos, de mala calidad… las ampollas harán acto de aparición, siendo imposible evitar estos efectos causados por el roce. Además, es muy importante que sean de nuestra talla y hay que evitar que queden arrugas en el tejido, ya que el roce con el calzado de éstas es una de las causas de las ampollas.

 

Llevar un pequeño kit anti-ampollas se ha convertido casi en obligatorio en muchas carreras de manera que deberíamos poder arreglárnoslas solos.  Un punto importante a considerar es que ANTES de la aparición de cualquier ampolla siempre hay un enrojecimiento, y muy posiblemente algo de dolor en la zona, con o que hay que tomar una decisión difícil, o nos paramos y lo solucionamos (Proactivo) o no lo hacemos y esperamos a pararnos mas adelante si se desarrolla la ampolla (Reactivo). Cada corredor es diferente y cada uno toma sus decisiones en carrera.

 

En cualquier caso, un buen Taping a tiempo, nos puede ahorrar muchos problemas después. Bueno, considerando que por muy buenos que sean nuestros sistemas de protección, llegaré un dia en el que nos saldrá seguramente una ampolla, mas vale que sepamos como meterle mano.

 

 

Descubra también

Déjanos tu Comentario